Thursday, August 04, 2005

Para Luisana

Estoy en París con Luisana. Conseguimos una mesa en el café Conti, un café que da a muchas esquinas del Barrio Latino. No confluyen en ella dos calles sino cuatro. Vemos pasar a la gente. Y jugamos a imaginarnos quiénes son, de dónde vienen, qué hacen. Muy de cuando en cuando una bolsa nos advierte que “vienen de la FNAC”, por ejemplo, pero en la mayoría de los casos uno no sabe nada. Luisana maneja una clave: las faldas le dicen si las mujeres son o no parisinas.

Asistimos los dos a un espectáculo maravilloso que sólo me cuesta dos cervezas y una cocacola. Es el espectáculo de la diversidad cultural que ofrece todo su esplendor, todas sus combinaciones, todas sus pieles, todos sus colores, todas sus gorduras, todas sus delgadeces, todos sus anillos, todos sus sombreros, todas sus cabelleras, todas sus edades, todos sus patines, todas sus bellezas, todas sus mascotas, todos sus apuros, todas sus calmas. No descansa la mirada. Vienen de todas partes y van a todas partes. Desfilan hoy para nosotros en estos últimos días de primavera parisina. Traen noticias de Bangkok, noticias de imperios antiquísimos, secretos inconfesables de Provenza, veleidades nocturnas de Montmartre. Todos son rubios negros cobrizos amarillos pardos morenos pelirrojos judíos cristianos indios coptos mongoles servios ucranianos nigerinos vascos vetnamitas. Vietnamitas son, por cierto, las morochas Minh Thai que pasan en este momento literariamente borrachas frente a nosotros.

4 comments:

Blog de LuisMA said...

Ahhh mon Paris!!!!, claro que se cual es el Café Conti.
Me saludas a Paris, y si necesitas algun consejo de esta divina ciudad: preguntame!!!!
Por ejemplo, te doy un dato, en St. Germain hay una calle llamada Rue des Canettes, y alli hay un sitio llamado Chez George, acercate alli como a las 11pm y baja a la Cave. Si te gusta te doy otros daticos.

Altazor said...

Gracias, por el dato. Atenderé a tu recomendación en mi próxima visita a París. Lo que escribí fue, en realidad, un recuerdo del mes de junio de este año. Del café Conti nos fuimos al Bar du Marché, rue de Buci con rue de Seine. La bautizamos la "esquina caliente".

Poco antes de volver (creo que el próximo octubre) te pediré más datos.

Saludos,

Altazor

Tecnorrante said...

Algo parecido hicimos D. y yo en Barcelona en Octubre pasado... :-)

Y ya que comentas que vuelves a paris como en Octubre, ¿será que cambiamos los planes de revisitar a Madrid para acompañarte a Paris? Sería a###chísimo!!!

Un abrazo a todos.

caribe said...

Me gustan los espejos...
Bonito post!